trasera opel gt kiTB 510x349@abc Opel GT el vehículo de ensueño de los años sesenta cumple 50 años

Éste biplaza deportivo primerizo en la colaboración franco-alemana proviene de los prestigiosos carroceros Chausson Brissoneau & Lotz llevando a cabo ésta empresa francesa los primeros trabajos de soldar, pintar y estampar así como el interior del GT. El paso siguiente era mandar los coches a Rüsselsheim para acabar de montar la parte mecánica de frenos, suspensión y motor.

El Opel GT en su versión de serie es de aspecto atlético. Un capó alargado con un voladizo delantero más corto. Unos abultamientos delanteros le dan ese carácter musculoso, debajo se encuentra el sistema de admisión. Los faros enseña inconfundible del Opel GT le daban un aire seductor a la vez que misterioso.

Una líneas laterales de carácter poderoso y elegante servían para rebajar el coeficiente aerodinámico sin reducir la carga de tal manera que se lograba alta estabilidad a mucha velocidad. No obstante surgió un problema por allá en 1968, los primeros prototitpos nunca llegarón a circular con camuflaje estando así a la vista de la prensa debido a ésta excitante silueta la cuál no dejaba ser camuflada.

El interior del Opel GT sigue encantando. Unos asientos característicos en bancada, un volante de tres radios y una instrumentación con relojes redondos es y era un estilo de carácter único marca de la casa. Destaca la importancia que se le daba a la seguridad por aquellos tiempos, los diseñadores del Opel GT montaron en el deportivo cinturones de seguridad de tres puntos, arco antivuelco así como barras de protección lateral.

La publicidad de primeros de los sesenta entonaban que tan solo “volar es más bonito“, un eslogan que prácticamente fue suficiente para despertar lo que vendría luego a ser un clásico de ensueño siendo hasta la fecha de hoy una referencia entre los deportivos. Ahora en éste año el Opel GT cumple de su producción en serie 50 años. Las celebraciones se darán lugar en la archiconocida feria de clásicos en el lago “Bodensee“ en Europa.

El coche acumuló en su historia deportiva en una versión diesel dos récords mundiales y 18 records internacionales en las pistas de Dudenhofen. También se fabricón una versión eléctrica que alcanzó varios récords mundiales de velocidad de 189 km/h.

WhatsApp !WhatsApp Ahora!